Asesor de ventas

Multidomos de México

Esferas geodésicas: Una solución para la crianza de peces a mar abierto

 

La maricultura es una rama de la acuicultura que implica el cultivo de organismos marinos para la alimentación y otros productos, en este sentido la acuicultura en mar abierto ( siglas en ingles O.O.A). utiliza jaulas, redes, o largas líneas de palangre amarradas, remolcadas o que flotan libremente, en este sentido se ha lanzado un nuevo proyecto de crianza de peces que pretende ser eficiente y amigable con el ambiente, se trata de «The Velella Mariculture Research Project»

«The Velella Mariculture Research Project», se trata de un corral esférico geodésico con estructura y paredes de malla altamente resistente a la corrosión, para la crianza de peces a mar abierto, dejando un mínimo de impacto ambiental aseguran sus creadores, la esfera permite proteger a los organismos en cautiverio de la fauna salvaje marítima, pero a su vez permite una mejor alimentación, aprovechamiento de nutrientes y  un producto de mayor calidad.

La palabra Velella, por cierto, es el nombre de una familia de criaturas marinas que flotan en la superficie del océano abierto.

«Velella es un género de Hydrozoas de la familia Porpitidae. También conocida como vela de mar o vela púrpura (Velella velella), es un pequeño hidrozoo de color azul profundo con una particularidad: posee una vela que atrapa el viento y le da propulsión sobre la superficie del mar», nos dice la Wikipedia.

Hay varias razones por las que muchas personas se oponen a la piscicultura. Entre otras cosas, afirman que los peces enjaulados liberan demasiados desechos concentrados en las aguas circundantes, se utilizan demasiados antibióticos y productos químicos antialgas, el equilibrio ecológico se altera cuando los peces no nativos escapan de sus corrales y se pone tensión sobre las poblaciones de peces locales que se capturan para su uso en la alimentación de los peces carnívoros de piscifactoría. Desafortunadamente, los métodos de captura de peces silvestres, como la pesca con redes de deriva y el arrastre de fondo, tienen grandes problemas. Sin embargo, se afirma que un nuevo sistema que implica la cría de peces en esferas de malla que flotan en el mar abierto evita muchos de los inconvenientes de la acuicultura marina tradicional. El Proyecto de Investigación Velella es pionero en la tecnología.

El proyecto está siendo llevado a cabo por biólogos marinos de Kampachi Farms (anteriormente Kona Blue Water Farms), una empresa de acuicultura con sede en la Isla Grande de Hawái. Están experimentando con la cría de alevines de jurel de Almaco nacidos en un criadero en un Aquapod de 22 pies (6,7 metros) de diámetro , un corral flotante de malla de latón esférico para peces. En lugar de estar amarrado en un solo lugar, la cápsula se desplaza en remolinos que la llevan de 3 a 150 millas (4.8 a 241.4 km) de la costa oeste de la isla, en aguas de hasta 12.000 pies (3.657,6 metros) de profundidad.

El Aquapod está atado a un barco tierno, que alberga a biólogos marinos que alimentan y controlan a los peces. El motor del barco se enciende ocasionalmente para hacer correcciones de rumbo, aunque en su mayoría solo se desplaza con la cápsula. Su ubicación se rastrea en la sede terrestre del proyecto mediante GPS.

Debido a que la vaina se desplaza a la deriva en el océano abierto, con la corriente fluyendo a través de ella, los desechos de pescado se llevan y se dispersan continuamente. La malla de latón resiste la contaminación biológica, por lo que no se necesitan productos químicos anti-algas, y el gato Almaco (también conocido como Kampachi) es nativo de la región. Además, gran parte de la harina de pescado y el aceite de pescado en su alimento ha sido reemplazado por proteínas agrícolas sostenibles como la soja.

Sin embargo, Velella no está del todo sin oposición. El grupo ambientalista hawaiano KAHEA ha expresado su preocupación de que el Servicio Nacional de Pesca Marina fue prematuro al emitir un permiso para el proyecto, al no haber investigado suficientemente su posible impacto ecológico en la región. También existe la preocupación de que incluso si el Aquapod no causa problemas, las futuras cápsulas múltiples dispersas en un área podrían hacerlo.

El co-director ejecutivo de Kampachi Farms , Neil Anthony Sims, respondió que la tecnología de corrales de deriva prácticamente no tiene impacto ambiental en el fondo marino subyacente, la calidad del agua circundante o los peces salvajes fuera del Aquapod, y que los peces de prueba están sanos y crecen bien.

 

 

Con información de: Canal VelellaProject, newatlas, wikipedia.